Calendario 2011

Bueno, ya toca actualizar el blog 😀

Cuando falta poco para acabar el 2.010, ya he empezado a pensar en 2011. En dos semanas liquidamos este año en la Maratón de Castellón.

De momento, calendario bastante claro hasta el 24 de Julio con el objetivo principal del año, Ironman de Frankfurt.

Empezaremos el 2 de enero con la primera marcha de esquí, entre enero y marzo voy a hacer las máximas pruebas posibles de la copa catalana. Entre medio, un triatlón de invierno en Rasos de Peguera.

El primer triatlón el 17 de abril, doble olímpico Terres de l’Ebre.

Después de Frankfurt, ni idea, de momento no quiero ni pensar en ello.

  • 17 de febrero – Tri Invierno (Rasos de Peguera)
  • 17 de abril – Tri doble olímpico (Terres de l’Ebre)
  • 29 de mayo – Tri 1/2 Ironman (Half Calella)
  • 3 de julio – Tri Olímpico (Pont de Suert)
  • 24 de julio – Ironman Frankfurt

Adiós temporada 2010, bienvenida 2011

Vaya final de temporada mas extraño. En agosto estaba bastante frito, pero normal después de Roth. Al final le tendré que dar la razón a toda aquella gente que me dice que después de un Ironman hay que liquidar la temporada, que ya no hay forma de levantar cabeza. Claro, esto si tener en cuenta especímenes tipo Paradinas, Vilardaga y compañía… El tema es que los últimos días, me empezaba a encontrar bien, sobretodo el último fin de semana de agosto, justo antes de Banyoles.

Mini stage Andorrano

El calor es sofocante, la solución está clara, aprovechando que Olivia está de vacaciones, me cojo un día extra y nos vamos tres días a Andorra. Aprovechamos para hacer un stage basado principalmente en dos actividades, mirar tiendas de deporte y apple y entrenar 🙂 El sábado por la mañana subimos Xavi, Olivia y yo a les Pardines. Olivia desaparece para que no le demos la paliza y Xavi, como siempre con paciencia infinita, me hace de pace maker para hacer 3×2000 y 3×1000. Contento con los ritmos de los 2000, y petando en los 1000 que salen al mismo ritmo o incluso algo mas lentos. Esto de correr a 1.600m de altura se hace duro. Por la tarde shopping y cenita los 4 juntos con Mónica.

El domingo por la mañana salida ciclista, de las buenas, corta pero intensa, subiendo el Coll d’Ordino por los dos lados. Me encuentro mejor de lo que me pensaba, sobretodo a la vuelta por la vertiente larga.

La salida acaba con un sprint de Xavi que le deja un poco tocadete 🙂

Comidita en casa los cuatro, siesta y a correr otra vez, esta vez sólo media horita. Estoy petado, pero Xavi me aprieta y no sale mal. Eso si, acabamos de forma curiosa, viendo a una familia entera de ciervos pastando a 10m de distancia… vaya cuernos el macho!!!

El lunes vamos a nadar… ¿a nadar? acabamos otra vez de tiendas, y la pereza no nos deja acercarnos a Serradells… comida, cargar le coche y a casita.

Las sensaciones que me deja el fin de semana es que en Banyoles la cosa no irá tan mal. Hasta aquí todo son buenas noticias, durante la semana sigo entrenando bien, incluso hago 70km el martes en el circuit, pero un año duro de entreno y trabajo me acaba pasando factura. El viernes peto, el cuerpo dice basta, y en Banyoles me tengo que retirar al bajarme de la bici, me encuentro fatal, me cuesta respirar, me quedo sin fuerza en las piernas… esta claro que llega la hora de dejarlo, lo primero es la salud. Quedo tan tocado que durante la siguiente semana, todas las horas que estoy fuera del trabajo las paso durmiendo, sea en el sofa o en la cama…

Ahora a empezar con calma, el lunes 13 septiembre empieza un largo camino, con muchos pasos intermedios por el camino que seguro que van a ayudar, el primero en Castellón en Diciembre, y después la Copa Catalana de esquí de fondo.

Se acabó… tomando decisiones

Después de semanas de disfrutar del resultado de Roth, toca pensar en el futuro. El objetivo del 2011 está claro, ya tenemos hasta el hotel para estar el 24 de Julio en Frankfurt.

Lo que que quedaba por acabar de definir era el final de esta temporada. Al final, acabaré la temporada antes de lo previsto, el 18 de setiembre en Tossa. ¿Y después? pues voy a hacer algo que no estaba para nada previsto, cosas de que amigos como Xavigon te líen 🙂 Si todo va bien, el 12 de diciembre estaremos en la línea de salida de la Maratón de Castellón.

La verdad es que la Maratón es algo que no me ataría demasiado. Sólo he hecho una, en la primera edición de la del Mediterrani, diría que fué en el 2005. Fue un desastre, ni sabía como prepararla, ni conocía a nadie que me aconsejase, total, que lo que no he andado en los 4 distancia Ironman que he hecho desde entonces, lo anduve ese día, el tiempo fue de 3:57. Después de aquello, 4:12 en Roth 2006, 3:50 en Klagenfurt 2007, 4:05 en Calella 2009 y 3:43 en Roth 2010. En fin, que tengo curiosidad por ver que tiempo puede salir en una Maratón “sola”.

El gusanillo empezó el día que fui a ver a Carles Gamisans y a Isabel corriendo en la Marató d’Empuries en mayo de este año. Ese día le comenté a Olivia que el día que hiciese una sería esa, pero al final no ha sido así. ¿Porqué? Pues muy fácil, me encanta el entorno, el tipo de prueba con poca gente, que está cerca de casa, cerca de donde he pasado parte de mi juventud… pero, es en mayo, me parte la preparación de Frankfurt por la mitad.

En fin, que ya tengo objetivos claros para las próximas semanas.

4 de Setiembre olímpico en Banyoles
18 de Setiembre olímpico en Tossa
12 de Diciembre Maratón en Castellón

Y luego a esquiar!!!

Challenge Roth 2010, el día “casi” perfecto

Los preparativos

La semana previa a la prueba, no pinta demasiado bien. El viaje, para no hacerlo tan pesado, lo hacemos en dos días. El martes 13, buen día para viajar 😉 hacemos unos 1.000km hasta Neurenburg, en la frontera franco-alemana. El hotel ya lo conocíamos del 2.006 donde hicimos noche con Dani Canadell en el viaje previo a mi debut en la larga distancia. Al llegar nos quedamos de piedra por el calor que hacía, pero confiamos en que al llegar a Roth la cosa mejore. El miércoles al mediodía llegamos a Roth, y la cosa no sólo no mejora, sino que va a peor, nos reciben con 36º. Después de una siesta, sacamos las bicis a pasear un rato, Olivia hace 20km y yo un par de horas, el calor es asfixiante, creo que no he salido ni un día con esa sensación de agobio. El jueves me levanto con dolor de cuello, que mal rollo que me entra. Por la noche ha llovido, el día se levanta nublado y mas fresco, rezamos para que se aguante así hasta el domingo. Aprovechamos el día para ir al super, recoger dorsales, empezar a preparar cosas, y sobretodo para visitar la feria con calma 😉 Al mediodía, medio lloviendo, salimos a correr media hora con Olivia. Me resiento de un dolor fuerte en el empeine que tuve después de Balaguer al apretarme demasiado las zapatillas. El panorama empieza a ser dantesco, medio cojo y encontrándome cada vez peor. El viernes, que por cierto vuelve a ser muy caluroso, madrugón, para ir aclimatando al cuerpo. Vamos a nadar al canal primero, y después a hacer 30km de bici. Pensaba que estaba mejor, pero por la tarde estoy fatal. Ya me huelo lo peor y me voy a dormir bastante hundido. El sábado me levanto bastante mejor y decido no ir a nadar al canal, me paso la mañana durmiendo y sólo salimos para ir a al reunión técnica y al Checkin. El cuerpo me lo agradece porque por la tarde estoy casi nuevo.

La hora de la verdad

Llega el gran día, mega-madrugón, a las 3:25 suena el despertador y 10’ después ya estamos desayunando. Lo tenemos todo muy bien preparado y salimos a boxes muy rápido. Llegamos de los primeros, como se agradece poder hacer las cosas con tiempo. Además, yo salgo 25’ mas tarde que Olivia. Hinchamos las ruedas, nos pringamos de cremas, vaselinas y todo aquello que deje la piel bien enganchosa 🙂 y dejamos la bolsa con la ropa de calle. Acompaño a Olivia hasta la “jaula” de salida, un abrazo y quedamos que nos vemos en unas horas 🙂

Veo su salida, me doy otra vuelta por boxes y ya me quedo esperando a que nos llamen, faltan 20’ pero tengo todo listo. Cuando faltan menos de 5’ para entrar en la jaula, con el neo puesto, ¡horror! ¡ganas de ir al baño! Suerte que estos alemanes son la leche y lo tienen previsto y allí mismo hay una fila inacabable de cajas de esas de plástico tan útiles en estas ocasiones 😛

¡Al agua!

Me pongo el primero, valiente que es uno, en la corchera de salida en el extremo izquierdo, que creo que es lo mejor para nadar en Roth. Salgo fuerte y me pasan algunos de mi grupo, como es normal, pero tengo la sensación de estar nadando rápido. Llevo el Garmin, pero sólo una pantalla con tiempo total, para evitar distracciones, me he quitado todas las alarmas, o eso creo, porqué a los 10’ me suena un aviso, ¿Qué narices es esto? Enseguida recuerdo que me había puesto un aviso para nadar en el canal el viernes. Bueno, como no puedo hacer nada, se que si las cosas van bien, sonará 6 veces, por debajo de la 1h10. Aquí nadé en 1h09 en 2.006, pero en Calella 2009 lo hice en 1:12, y confío en mejorarlo. La natación es muy limpia excepto cuando alcanzamos a gente de los grupos que han salido antes. Entre ellos muchas chicas, las de la salida de Olivia que han salido esos 25’ antes. Espero no reconocerla a ella entre todas, no sería normal y sería señal de que algo no va bien. Por una vez, consigo nadar con gente, mucho rato a pies. Hago algún  intento de salirme de las estela y veo que no consigo irme, me quedo allí. Se acaba el agua, salgo del canal, le doy a la lap del Garmin y, ¡sorpresa! 1:03 justas. Siempre he tenido como objetivo nadar por debajo de 1.04, pero todavía lo veía lejos. Este invierno nadé mejor, pero varias semanas nadando poco me hacían creer que este no sería el año.

Foto cortesía del coach

A por la bici

Transición en estado de euforia levantando el puño y con sonrisa de oreja a oreja, es lo que tiene llevarte una sorpresa como la del tiempo de natación. El día es perfecto. Hasta hace algo de frío, ni llueve ni hace sol, suerte que la tarde anterior a última hora hicimos una visita de urgencia a la feria para comprar unos manguitos a Olivia. Empiezo a pedalear en los vatios previstos. Me encuentro muy cómodo, pero la media en velocidad es inferior a la que me parecía que podía hacer, algo por encima de los 32km/h. Quizás era por la emoción del debut, pero recordaba el circuito mas rápido de mi visita en 2006. Se ve que hay un inglés que ha hecho un estudio que dice que el 56% del circuito es en subida. Entre los alemanes que me adelantan, la media que no sube y el día que hace, tengo la sensación de ir algo por encima de lo previsto en lo que respecta a los vatios, pero sin pasarme demasiado. Según mis cálculos, a Olivia la tengo que alcanzar sobre el km 40. No la veo y pienso que la habré pasado en la transición, que yo habré nadado mas bien de lo previsto y ella peor. Pero no, justo en el 50, ¡otra sorpresa! Es ella, pero se ha puesto un maillot encima del mono del club por el frío y no la reconozco hasta que estoy muy cerca. Nos saludamos, los dos vamos bien y sigo a mi ritmo. La primera vuelta, se me hace corta, me encuentro genial. En la segunda ya empiezo con problemas de lumbares otra vez, pero el estómago y el resto siguen perfectos. Veo que me voy por encima de las 5h30 y me llevo una pequeña decepción. El circuito es algo corto, yo diría que le faltan unos 3km y sin esperarlo acabo haciendo al final 5:27, como en Austria 2007, en un circuito que para mi es mas lento, se me pasa la decepción ya que por momentos me veía en 5h40. Durante la bici he recibido los ánimos del coach que nos ha venido a ver, hace mucha ilusión que te animen, sobretodo cuando corres lejos de casa, y sobretodo si encima es tu entrenador, ¡gracias por los ánimos Jaime!

Sólo queda correr

Entrego la bici y a lío. Mientras me estoy cambiando en T2 miro el crono y veo que llevo 6:35, 10’ menos que en Austria. Lo primero que me viene a la cabeza es que si corro en 4h repito marca, y que si corro como allí, bajo de las 10:30. Subidón, y enseguida pienso que este año estoy corriendo mejor que nunca y que esos 3:50 se pueden mejorar, ¡¡¡siempre positivo!!! Aprovecho para ir al baño, me cuesta mucho orinar, pierdo algo de tiempo, pero aún así, empiezo a correr con 6h38, sigo con un buen margen. No controlo demasiado el tiempo, pero con las referencias que hay cada quilómetro y que controlo los 3 primeros a ojo, veo que voy por debajo de 5’/km. Ya me parece bien, porqué voy bastante reservón, a buen ritmo pero si tirar la casa por la ventana. Sobre el km 4-5 vuelvo a ver a Jaime, me pregunta que tal voy, y en un ataque de sinceridad le digo que de puta madre 😛 No vuelvo a mirar el reloj hasta el km 10, lo paso en 49’, bien, bien, buen ritmo para mi, buenas sensaciones, a seguir así! En el km 11-12, tengo una primera crisis, pero dura poco, y enseguida vuelvo a coger ritmo. Vuelvo a hacer mis cálculos mentales y creo que voy a cruzarme con Olivia aproximadamente en mi km18-19, y así es, nos vemos, nos reímos los dos llevamos buen ritmo, y buena cara. Paso la media en 1:47, ya voy por encima de los 5’/km pero creo que es un buen tiempo. Vuelvo a ver a Jaime, me pregunta y le digo que ya no tan bien. Me pregunta el tiempo de la media y me dice que está muy bien, que siga así y siempre positivo. Pero poco después me empiezo a hundir. Noto como cada vez voy mas y mas lento. Entre el 25 y el 35 es un pequeño calvario. Sigo haciendo cálculos, así me distraigo del dolor de piernas para ver cuando volveré a ver a Olivia, sólo queda una oportunidad. Si toda va bien, la tengo que ver antes de mi 34, cuando ya subimos hacia el pueblo. La cosa va justa, nos cruzamos en uno de los dos avituallamientos en los que ando, justo antes de desviarme hacia el pueblo, lleva muy mala cara, y le queda todavía la segunda media. Empiezo la subida hacia el pueblo y en ese momento me adelanta una chica. Me engancho a ella, subo el ritmo, no se de donde salen las fuerzas pero vuelvo a correr a buen ritmo. Llegamos juntos hasta casi el 41, a veces tira ella, a veces yo, ratos en paralelo, pero sin mirarnos ni hablar, creo que a los dos nos es de gran ayuda. El nuevo tramo por el centro del pueblo es espectacular, la plaza es tipo Zarautz, pero ya no quedan fuerzas, en la última subida adoquinada me tengo que dejar ir totalmente muerto, ella se va, me quedo solo pero ya me va bien, voy a disfrutar de este último quilómetro. La entrada a meta como siempre espectacular, soy muy feliz, veo que mi mejor marca no se escapa, al final 10:21:55, algo mas de 13’ mejor que en Austria 2007. La maratón en un preciosa marca de 3:43:34, 7’ menos que mi mejor marca anterior!

Ahora sólo queda esperar a Olivia. Xavi me envía un SMS diciendo que hace unos 20’ que ha pasdo el km 32, voy a esperarla. Entra con muy mala cara, se mira el crono se la nota decepcionada, marca casi 13:10, pero seguro que no es consciente que tiene que restar media hora que es justo el tiempo que ha mejorado de Calella el año pasado. Al final 12:41 en un día en el que le ha tocado sufrir… felicitats Oli!!!!!!!!

Cambios en el blog

Hace ya semanas que me planteo dar por finiquitado el blog que nos ha acompañado desde que lo cree en el 2006. Cada vez me da mas pereza escribir, por lo que sin duda algo falla, este es un medio para expresar aquello que apetece y cuando apetece, y malo cuando parece que sea una obligación.

Uno de los motivos por lo que lo he mantenido es que se que hay gente a la que le interesa lo que vamos haciendo respecto a entrenamientos, el día a día. Para ello,  seguiré usando Twitter, que me parece una herramienta muy cómoda, tanto para publicar de forma rápida y ágil, como para distribuir, ya que todo lo que allí escribo se publica en la barra lateral del blog, en Buzz y en Facebook prácticamente de forma inmediata.

En fin, que después de darle muchas vueltas, lo que voy a hacer es darle una pequeña reorientación. Voy a escribir sólo cuando tenga algo que explicar, como por ejemplo la crónica de Roth que ya he empezado a preparar 😉

Voy a ver si acabo la crónica, y aviso que es larguita, bueno muy larga 😀

Semana -2 – Del 5/7 al 11/7

Penúltima semana, empezamos a descargar y tengo unas sensaciones horribles, quien entienda al cuerpo 🙂

Lunes: Visita a la fisio, después me voy a la piscina, tengo 2.000m que como me han machacado las piernas voy a hacer con pull. Hago 100m y decido que voy a hacer 1.500, 100m mas u bajo a 1.000, nado sin ganas, estoy cansado, y sólo pienso en llegar a casa, a los 300m salgo de la piscina.

Martes: Descanso

Miércoles: Me meto un buen madrugón para hacer la bici, 91km buscando los ritmos para Roth, la primera hora mal, debo tener las piernas dormidas, después las cosas mejoran y acabo muy contento.

Jueves: Descanso

Viernes: Otro madrugón, hemos quedado con Ironyoyito para hacer 6×2000 a pie en Cerdanyola. Horrible, muchísima humedad, no se puede respirar, las sensaciones son horribles y hacemos sólo 5 de las 6.

Sábado: Salimos a correr con Olivia pronto, sobre las 8:30, y tampoco se puede correr, a los 2′ ya estamos sudando, me sale el ritmo mas lento de toda la preparación, y hasta tengo que parar a coger aire.

Domingo: Salida en bici con Olivia, parece que lo único que llevamos bien esta semana es la bici. Nos lo pasamos bien, y hacemos una salida divertida a buen ritmo. Ella a los 70 vuelve a casa, yo alargo hasta 93.